LOS PRESOCRÁTICOS

Suele afirmarse con frecuencia que el origen de la ciencia y de la filosofía está en la admiración (to zaumasein), así lo afirmaron Platón y Aristóteles. Es una experiencia que impulsa a quien la siente, a buscar las causas del suceso que admira. Ante el enigma de por qué por ejemplo el cielo es azul, se podrían dar estas dos explicaciones:

  • «Es azul porque así lo hizo Zeus para disfrute de los hombres.»

  • «Es azul porque la luz está compuesta de longitudes de onda diversas que se dispersan al chocar con la atmósfera terrestre y, como la longitud de onda del azul se dispersa más que otras (...)»


La primera es una explicación mítica en la que se hacen intervenir factores como la acción de Dios. La segunda es la que conduce a la ciencia y a la filosofía. En ella se observan elementos naturales, regidos por leyes necesarias. Se abandona la explicación sobrenatural y se sustituye por causas naturales. El rayo, por ejemplo, no es producto de la cólera de Zeus, ni la peste tiene su origen en la ira de Apolo por las ofensas producidas a sus sacerdotes, como cuenta Homero.

Esto no quiere decir que la actitud científica o filosófica sea contraria necesariamente a las creencias religiosas; para un filósofo griego la actitud filosófica implica la dignificación de la idea de los dioses al elevarlos por encima del nivel natural.

En muchos libros de filosofía suele llamarse a este fenómeno el paso del mito al logos, dando a entender que se pasa de una mentalidad ingenua, infantil y prelógica —la propia de las explicaciones míticas— a una etapa madura, racional y científica. Esta suposición no es del todo cierta, más bien implica un prejuicio positivista y cientificista, ya que también en los mitos hay elementos racionales —aunque simbólicos y literarios—; el surgimiento de la ciencia y de la filosofía supone una nueva vía de conocimiento de la realidad basada en elementos exclusivamente racionales, y con un carácter sistemático y argumentativo que no aparece en otros tipos de saber como el que se desprende de los relatos míticos o religiosos. Por esta razón, Platón utilizaba los mitos como forma literaria para expresar sus enseñanzas filosóficas y Aristóteles, el gran sistematizador de la ciencia y creador de la lógica, afirmaba que el filósofo era amigo de los mitos.

Uno de los factores importantes en la aparición de este fenómeno de la ciencia y de la filosofía es, sin lugar a dudas, el esplendor económico y el intercambio cultural que produjo la actividad comercial de las polis griegas, que transmitió la sabiduría de Oriente a Occidente, transformándola en ciencia, técnica y arte. De este modo Grecia alcanzó una de las cimas del pensamiento universal. También es interesante señalar el hecho de que la aparición de los gobiernos democráticos en algunas polis, es paralela a la aparición de la filosofía. En la plaza pública (ágora) se explica filosofía y se vota a los representantes de los ciudadanos.






mapa_presocráticos.png

external image Presocraticos.jpg

Os recomiendo que veáis el capítulo VII (El espinazo de la noche) de la famosa serie "Cosmos" de Carl Sagan. Aquí os dejo dos fragmentos donde habla específicamente de los presocráticos. Podéis ver el capítulo entero, dividido en 7 partes en Youtube