Diferencia entre ética y moral


- Etimológicamente "ética" y "moral" tienen el mismo significado. "Moral" viene del latín "mos" que significa hábito o costumbre; y "ética" del griego "ethos" que significa lo mismo.
- Sin embargo en la actualidad han pasado a significar cosas distintas y hacen referencia a ámbitos o niveles diferentes: La moral tiene que ver con el nivel práctico o de la acción La ética con el nivel teórico o de la reflexión

- Moral es el conjunto de principios, criterios, normas y valores que dirigen nuestro comportamiento. La moral nos hace actuar de una determinada manera y nos permite saber qué debemos hacer en una situación concreta. Es como una especie de brújula que nos orienta, nos dice cuál es el camino a seguir, dirige nuestras acciones en una determinada dirección. La brújula nos indica el camino. En la vida hay que intentar no perder el norte.

- Ética es la reflexión teórica sobre la moral. La ética es la encargada de discutir y fundamentar reflexivamente ese conjunto de principios o normas que constituyen nuestra moral.
- Como conclusión: moral y ética se plantean cuestiones distintas. La moral tiene que ver con el nivel práctico de la acción y trata de responder a la pregunta ¿qué debo hacer?; la ética con el nivel teórico de la reflexión y trata de reponder a preguntas del tipo ¿qué es la moral? ¿cómo se fundamenta? ¿cómo se aplica la reflexión a la vida cotidiana?
- Empecemos a hacer ética respondiendo a la primera pregunta: ¿qué es la moral? Para ello definiremos: acciones morales, normas morales, valores morales y dilema moral.

Las normas morales. Otros tipos de normas


- ¿Qué es una norma? Una norma es una regla que nos indica cómo actuar en determinadas ocasiones de acuerdo con ciertos valores.

- Tipos de normas. Hay normas de distinto tipo. Pero no se diferencian por su contenido, por lo que la norma dice que debemos hacer, sino por una serie de elementos formales. En muchas ocasiones una misma norma puede ser moral, social, religiosa o jurídica.

- Una norma moral es una regla o mandato que nos imponemos nostros a nosotros mismos. En el caso de no cumplirla hemos de responder ante nostros mismos y la sanción o castigo se presenta en forma de remordimiento de conciencia. Por último, es una norma que pretende ser universal ya que cuando nos la imponemos esperamos que sea válida para todos los seres humanos.

Necesidad de las normas morales: libertad, sociabilidad y responsabilidad


- ¿Por qué son necesarias las normas morales? Son necesarias por dos características fundamentales que poesee el ser humano: libertad y sociabilidad.

- La libertad es la capacidad de decidir, de elegir entre varias opciones. El ser humano tiene que elegir y por eso necesita de unas normas que le orienten a la hora de tomar sus decisiones. Los animales solo poseen instintos (pautas innatas de acción). Están programados genéticamente o biológicamente. Por eso en los animales hablamos de conductas programas. Cuando tienen hambre comen. En cambio el ser humano, además de los instintos posee la capacidad racional que le permite imaginar más de una alternativa de acción. También puede prever las consecuencias de sus acciones. La capacidad racional le permite reflexionar y elegir la alternativa mejor teniendo en cuenta las consecuencias de la misma. Así pues, al contrario que los animales, el ser humano posee un comportamiento libre.

- La sociabilidad es la tendencia o capacidad que tienen muchos seres vivos para vivir en sociedad, para relacionarse con otros individuos de su misma especie. Esta característica que también posee el ser humano es esencial para la moralidad. Que el ser humano sea libre no lo convierte sin más en un ser moral. Para que una acción o elección sea moral ha de ser libre, pero también es necesario que directa o indirectamente afecte a otras personas o al medio en que éstas se desenvuelven. No se puede hablar de moral y normas morales si no vivimos en algún tipo de sociedad. En su isla desierta Robinson Crusoe solo podía realizar acciones ténicas encaminadas a su supervivencia. Pero al no estar en contacto con otros seres humanos sus acciones carecían de moralidad.

- En conclusión: las normas morales son necesarias porque somos libres y vivimos y nos relacionamos con los demás miembros de nuestra sociedad, porque somos sociables.

La libertad y la sociabilidad nos hace seres morales y también responsables. La responsabilidad es saber que algunos de nuestros actos tienen consecuencias y saber que tenemos que asumirlas. Nuestras acciones dejan huella en el mundo que nos rodea y al mismo tiempo nos definen, nos construyen de una forma determinada.

Los valores morales. El Dilema moral


- ¿Qué son los valores? Son calificativos que le asignamos a ciertas cosas, personas o acciones. Son una especie de etiqueta mental que le ponemos a las cosas y que expresan nuestra actitud hacia ellas. Generalmente las cosas no nos resultan indiferentes, sino que producen en nosotros ciertas actitudes: de agrado o desagrado, de atracción o rechazo. Del mismo modo los valores pueden ser positivos (expresan nuestra actitud de agrado o aprecio) o negativos (expresan nuestra actitud de desagrado o rechazo).

- ¿Para qué sirven? Para orientar nuestras acciones estableciendo normas de comportamiento. Estoy buscando una bicicleta y encuentro una “buena” y “barata”, la compro. “Buena” y “barata” son calificativos, valores que nos ayudan a tomar una decisión.

- Hay muchos tipos de valores: corporales, sensoriales, estéticos, económicos o legales. Veamos qué son los valores morales.

- Los valores morales sólo se pueden aplicar a las personas o a sus acciones libres y responsables, no a las cosas, los animales o las plantas. Se pueden aprender con mayor o menor esfuerzo. Valores como la solidaridad, la lealtad o la tolerancia están en nuestras manos, a diferencia de otros valores que no dependen de nuestro esfuerzo. Son valores que creemos que deberían apreciar cualquier persona.

- Cuando dos o más valores de diversos tipos entran en conflicto nos encontramos con un dilema o conflicto moral. Sé que mi amigo Juan quiere comprar un reproductor de mp3 y yo quiero vender el mío de segunda mano. Pero resulta que a mi mp3 algunas veces le falla el controlador de volumen. Juan es mi amigo, pero por otro lado ando mal de dinero y me interesa venderlo al mejor precio posible. ¿Qué hacer? Para actuar coherentemente ante estos conflictos o problemas morales tenemos que organizar los valores según un orden de prioridades. A esto se le llama escala de valores. No es la misma para todas las personas, por lo que no todas las personas resuelven el problema de la misma forma. Además es relativamente inestable y cambia con el tiempo. Las personas, con el paso del tiempo, vamos cambiando nuestras prioridades.
  • OS PROPONGO LAS SIGUIENTES ACTIVIDADES: