Aquí os dejo la 2ª U.D:
socrates.jpg
Busto de Sócrates

Echadle un vistazo a la Presentación ppt sobre los "sofistas Vs Sócrates" de la profesora Concepción Pérez García, miembro de la Sociedad Asturiana de Filosofía.
















Entre los siglos VI y V a.C. se sitúa el Siglo de Oro de la filosofía griega. Es el periodo ateniense, que producirá, ademas de a Sócrates, a las dos figuras quizá más grandes de la filosofía de todos los tiempos: Platón y Aristóteles. Una característica fundamental señala el límite de su comienzo: el espíritu reflexiona sobre sí mismo, y abandona, por el momento, el estudio del mundo exterior. "¿Para qué conocer el mundo -se pregunta Sócrates- si no me conozco a mí mismo? ¿Qué soy yo mismo y qué mi razón, ese instrumento del que me valgo para conocer?" Tal es el problema para este periodo, que se ha llamado humanístico, de la filosofía griega.

En el inicio de esta época existe un fenómeno de carácter social, que es lo que se conoce en la historia con el nombre de sofística. Sofista quiere decir simplemente sabio o maestro de sabiduría, y así era empleada esta palabra en aquella época. El sentido peyorativo y hasta injurioso que hoy tiene procede de lo que realmente llegaron a ser los sofistas.

Grecia no tuvo unidad política hasta los tiempos de Alejandro. Se gobernaba por ciudades independientes (polis), con la espontánea democracia de los pequeños grupos sociales. En el ágora se administraba justicia y cada ciudadano defendía su propia causa. En estas condiciones puede comprenderse la inmensa importancia que para todos tenía el saber exponer brillantemente y convencer a los jueces. Pues bien, los sofistas fueron precisamente maestros dedicados a la enseñanza de retórica y dialéctica, esto es, del arte de exponer, defender y persuadir públicamente. Lo que hasta entonces había sido un ejercicio desinteresado de noble dedicación, se convirtió en una actividad mercantil. Este fue el primer sentido peyorativo que adquirió la palabra sofista: el que cobra por enseñar, o el que enseña por cobrar.

En el seno del movimiento sofístico surge una figura que conmovió profundamente aquel ambiente y que habrá de ser inspiradora de los más grandes filósofos griegos: Sócrates (469-399 a.C). Este filósofo no escribió nada, ni tuvo tampoco un círculo permanente donde expusiera y sistematizara su pensamiento. Él negaba su inclusión entre los sofistas porque "no cobraba por enseñar". Sócrates únicamente habló; con sus amigos, con sus conciudadanos, libremente, con la espontaneidad del diálogo. Por ello, de su personalidad y de su pensamiento sabemos muy poco de modo concluyente. Además, los discípulos que de él nos hablan -Jenofonte y Platón- fueron muy malos biógrafos.

Mayores sombras aún que las que envuelven su obra y personalidad cubren las causas de su muerte. Sabemos que fue condenado por el tribunal de Atenas a beber un vaso de cicuta, que los motivos oficiales fueron impiedad y corrupción de la juventud. Mártir, según muchos, de la claridad interna y de la lucha racional contra el mito.

  • Subo el vídeo que sobre el juicio a Sócrates vimos y analizamos en clase:








muerte_de_socrates.jpg
La muerte de Sócrates (Jacques-Louis David, 1787)


Fuente: Historia sencilla de la filosofía - Rafael Gambra



Ejercicios interactivos sobre los sofistas y Sócrates en el siguiente enlace:

http://filex.es/historia/hftema2/5_alguan_tareas_y_actividades.html